Sáb. Jun 12th, 2021

Ciudad de México.- Hace 56 años, el ingeniero Guillermo González Camarena que puso las bases para lo que hoy es la televisión a color, falleció en un accidente automovilístico.

Guillermo González Camarena nació el 17 de febrero de 1917 en Guadalajara, Jalisco. A los dos años su familia lo llevó a vivir a la Ciudad de México. Con ocho años construyó su primer radiotransmisor y a los 12 ya era un experimentado radio aficionado.

Cuando todavía no se graduaba como ingeniero en el Instituto Politécnico Nacional, fue esbozando su primer sistema de televisión a color. Buena parte de los años treinta los pasó trabajando en un sistema tricromático con piezas de aparatos descompuestos.

En 1940 logró registrar, tanto en México como en EE.UU., la patente 40235 bajo el nombre ‘Registro de un adaptador para aparatos de televisión’, en donde se explicaba con detalle el modelo de lo que luego sería el principio de un sistema de televisión a color.

En agosto de 1946, logró los primeros avances en TV a color con una transmisión desde su laboratorio hasta la sede de la Liga Mexicana de Radio Experimentos, ubicada en la calle de Lucerna, en la Colonia Juárez.

Bajo las siglas XE1GC, las dos últimas letras alusivas a sus apellidos, el 21 enero de 1963 hizo realidad la transmisión de su sistema de televisión a color. El programa elegido fue ‘Paraíso Infantil’.

La Telesecundaria fue otra propuesta del Ingeniero González Camarena. Convencido de que el conocimiento tenía que llegar a todos, impulsó este sistema educativo que se puso en marcha en los años setenta. Hoy es fundamental con la educación a distancia.

El inventor originario de Guadalajara fue un gran aficionado a observar las estrellas. Para ello se dio el lujo de construir él mismo sus telescopios.

Era un amante de la historia y la lingüística. En sus ratos libres se dio a la tarea de crear un logotipo de su Canal 5 en donde se pudiera plasmar la palabra televisión en náhuatl.

Su amor por la tecnología, dicen algunos que conocieron a González Camarena, viene de haber visto un platillo volador. A partir de ahí, además de estudiar la transmisión de las imágenes, se embarcó en un proyecto para construir una máquina voladora a finales de los años 40.

En su afán por desentrañar el misterio de la transmisión de imágenes, en 1946, obtuvo un permiso para volar sus propios globos meteorológicos, los cuales enviaba a la estratosfera con el objetivo de obtener información sobre estos procesos visuales.

La música fue otra de sus pasiones y en un momento de inspiración compuso la canción ‘Río Colorado’, que tuvo un relativo éxito. Se dice que las regalías las empleaba para seguir adelante con sus investigaciones.

Su huella se hizo presente en la misión de la NASA para fotografiar Júpiter en 1979. Los ingenieros del proyecto emplearon el sistema de televisión a color de González Camarena para que la sonda ‘Voyager 1’ pudiera capturar imágenes del planeta.

Leer Accidente donde muere madre e hijo en Ecatepec, noticias de alto impacto, NR Comunicaciones. suscripción vía whatsapp

0Shares

Por raul

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.