Dom. Abr 14th, 2024

Internacional, 25 de septiembre de 2022. – En agosto del 2018, un mexicano fue arrestado por la policía del condado de San Diego, California en Estado Unidos, durante la detención perdió el conocimiento por lo que fue trasladado a un hospital, en donde minutos después moriría.

Se trata de Marco Antonio Nápoles Rosales, originario de Tijuana, Baja California, y habría sido acusado de intentar ingresar a una gasolinera sin autorización de Fallbrook.

Durante la detención se determinó que lo oficiales usaron uso excesivo de la fuerza, haciendo uso de pistolas eléctricas, así como de su peso corporal para amarlo y someterlo, durante ese procedimiento Marco Antonio, se desvaneció.

Se determinó que la muerte habría sido derivada de un paro cardiopulmonar repentino, aparentemente causado por la intoxicación de metanfetamina y anfetamina que tenía la sangre de Marco y el esfuerzo generado durante el forcejeo del arresto.

Dolores Rosales, interpuso una demanda, misma que le está otorgando le sea pagado 1.35 millones de dólares por parte del condado por la muerte ocasionada por el uso excesivo de la fuerza.

 

QUIZÁ TE INTERESE LEER Imprudencia al manejar ocasiona aparatoso accidente sobre Gustavo Baz

0Shares

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *