Dom. Abr 14th, 2024

Acapulco, Guerrero. – La Fiscalía General del estado dio a conocer el cumplimiento de la orden de aprensión en contra de Berenice Alanis Morales, la cual fue girada por la Fiscalía de la Ciudad de México del 2019.

Su alias fue dado después de ser la principal sospechosa de su esposo, el empresario Hidalguense Jacobo Quesada y de sus dos hijos Patricia y Jacobo en 5 de abril del 2019 ejecutado al interior de su departamento ubicado en la calle de Cienfuegos y Santurce, colonia Residencial Zacatenco en la Gustavo A. Madero.

Esta es la versión que la ex esposa del empresario relata en una carta a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum en el 2020. En las noticias dadas en la fecha del homicidio se indicó que había sido al interior del gimnasio alrededor de la 1 de la mañana.

La historia inicio cuando Berenice trabajaba en un gimnasio del empresario como empleada de limpieza en el 2003, después se convirtió en su esposa y el “vivieron felices por siempre” termino cuando su esposo se enteró que lo estaba engañando con su propio hijo y con uno de sus empleados.

A partir de ese evento, el empresario la quito de su testamento por lo cual se convirtió en la principal sospechosa, además de su intención de sacar todos los vehículos de lujo del empresario justo al día siguiente del triple asesinado.

La fortuna del millonario está valuada en unos 400 millones de pesos, tan solo la colección de autos era de unos 20 millones de pesos, así como múltiples propiedades, negocios inmobiliarios, locales, terrenos y empresario en ferias y palenques.

Tras el homicidio, se giró orden de aprensión contra Berenice, fue detenida e ingresada al penal de Santa Martha Acatitla, sin embargo, por inconsistencias en las investigaciones salió libre. El 20 de diciembre del 2019, se giró una nueva orden de aprensión contra ella y desde entonces se encontraba prófuga.

En el 2020 y tras denuncias de la ex esposa del empresario que el entonces Fiscal Tonatiuh “V” de haber detenido la carpeta de investigación para no avanzar en el caso, así como de poner policías a disposición de Berenice para su cuidado, la familia ofreció una recompensa de 200 mil pesos para quien brindara información que llevara a su detención.

En ese entonces se habían tenido denuncias de haberla visto en un centro comercial de Querétaro por lo que se disponían a hacer la detención, sin embargo, fracaso el intento, se dice que alguien la alerto por lo que puso escapar.

Fue el día de ayer, tras una denuncia anónima a las autoridades, la Viuda Negra, fue localizada y aprendida en calles del puerto de Acapulco fue ejecutada la orden de búsqueda, localización y captura por el delito de homicidio Calificado.

En compañía de ella se realizó la detención del sospechoso que fue señalado como el ejecutor del asesinato del empresario y sus hijos.

 

QUIZÁ TE INTERSE LEER Atropella a su vecina por error

0Shares

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *